Alimentacion De Las Aranas
araas.jpgact_IMG_8064_2.jpg

Homer lanza una maleta que finalmente cae en una tela de araña gigante donde se queda pegada y al segundo desciende una araña gigante que le lanza un líquido corrosivo que deshace la maleta.
Las arañas (orden Araneae) son el orden más numeroso de la clase Arachnida. Existen varios tipos de arañas y se diferencian generalmente por el tamaño y la coloración. Están lejanamente emparentados con el resto de artrópodos (insectos…) con los que no se deben confundir.
Como el resto de aracnidos (los escorpiones…), las arañas son animales exclusivamente carnívoros que se alimentan de insectos y otros artrópodos, cuya única excepción es el pequeño arácnido saltícido de nombre científico Bagheera kiplingi.
Las arañas no tienen mandíbulas, no mastican el alimento sino que inyectan veneno a sus presas mediante sus quelíceros (piezas bucales) para ayudar a deteriorarlo. Entonces son capaces de succionar la carne y sus tejidos fuera de ella. Escupen las enzimas de las profundidades de su área intestinal en la presa. Esto les permite sentarse durante unos minutos hasta que la presa se ablande lo suficiente para luego chuparlo todo. Otros tipos de arañas sólo usan el veneno para inmovilizar a su presa y utilizan su cuerpo para moler la presa y luego poder comérsela. Las arañas depredadores comen por la noche.. Tienen un sistema de filtrado complejo para evitar que los sólidos lleguen hasta sus entrañas. Esto es importante para que sean capaces de evitar problemas digestivos.

No existe una cantidad fija de alimentos que coman las arañas. Comen mucho si la comida es abundante, y son capaces de pasar varios dias sin comer nada lo que hace que sean capaces de sobrevivir en una gran variedad de ambientes. Pueden alimentarse también de organismos muertos. Son oportunistas, por lo que no sólo se comen lo que encuentran en su tela de araña. Lo de la red es para reducir las posibilidades de salir fuera y no encontrar comida. También consumen las telas que han eliminado para construir nuevas, enrrollándolas en una bola para después aspirarla. En cuanto a las arañas jóvenes, se cree que algunas especies se alimentan de néctar hasta ser adulto. Esto les ayuda a tener una nutrición adecuada a una edad temprana.
También se sabe que algunas especies de arañas consumen los restos de su exoesqueleto. Se cree que posee gran valor nutritivo para ellas. Sin embargo, también podría ser una manera de ayudar a reducir los olores que puedan atraer a distintos tipos de depredadores.
De todas maneras, aunque todas sean depredadoras, cada especie de araña tiene sus preferencias alimenticias. La araña tigre (Argiope bruennichi) prefiere las langostas, la Eresus niger, los escarabajos. Las grandes migalas o tarántulas y las arañas de la familia de los licósidos de los tropicales consumen ratones y pequeños reptiles como lagartijas y aves. Otras arañas tienen comportamiento carroñero, como las araña reclusa (Loxosceles) o las arañas lobo del género Lycosa, que son arañas carroñeras.
En cuanto a sus técnicas de caza, tienen 2 sistemas para capturar a sus presas: construir una red (telaraña) o cazando al acecho. Las arañas que construyen telarañas permanecen al acecho con las patas extendidas sobre la telaraña para captar las vibraciones que producen sus presas al caer por accidente en el entramado. Mientras que las arañas que cazan al acecho lo hacen en el suelo o sobre la vegetación.

Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License