Sociedad

La sociedad Ibera:
Los iberos vivían de la agricultura y de la ganadería.
Explotaban los recursos mineros y conocían la metalurgia del hierro, la artesanía era importante, sobre todo el tejido y la cerámica. Mantenían un intenso comercio con los pueblos colonizadores, también conocían la escritura. La sociedad tenía una estructura jerarquizada:
Una aristocracia propietaria de carácter guerrero y sagrado. En algunas tribus existía un caudillo o jefe militar.
Por debajo de la aristocracia se situaban los artesanos, los comerciantes y los soldados. Los agricultores, ganaderos y mineros constituían los grupos sociales inferiores entre los que se hallaban los siervos y los esclavos
La cultura íbera se desarrolló desde el siglo VII a.C. hasta el siglo I a.C., ya en periodo de dominio romano.
Las últimas teorías consideran que los íberos llegaron a la Península Ibérica desde el norte de África, asentándose fundamentalmente en la costa mediterránea y al sur, donde crearon diversas culturas de las que aún hoy se conservan restos arqueológicos de gran importancia.
Entre los que se encuentran:
Cipo ibérico de Coímbra del Barranco Ancho (Jumilla)
Vaso de los Guerreros del Cabezo del Tío Pío (Archera)
Plomo del Cigarralero con escritura íbera
Exvoto de un caballo del Cigarralero (Mula)

Comprende tres etapas: una primera fase de formación (Ibérico Antiguo), desde comienzos del siglo VI a.C. hasta los años 540-530 a.C.; un período de plenitud (Ibérico Pleno) que se prolonga desde finales del siglo VI a.C. hasta el siglo III a.C., siendo aún los pueblos independientes; y una última fase (Ibérico Reciente o Final), ya bajo el dominio romano.

Vivían en tribus y cada uno en ella tenía un trabajo, estas tribus eran amuralladas que tenían:

Fortaleza, plaza, calle central y una dran muralla que estaba entorno a la tribu.

Imagen04.jpg 250px-Iberia_300BC-es.svg.pngçiberos_honderos.jpg
Si no se indica lo contrario, el contenido de esta página se ofrece bajo Creative Commons Attribution-ShareAlike 3.0 License